MOMMY MAKEOVER

Desde hace varios años, el ‘Mommy Makeover’ es una práctica muy común en Estados Unidos. En nuestro consultorio, cada vez son más las madres que concurren para recuperar el contorno corporal que tenían previo al embarazo. Si bien hay muchas mujeres que prefieren llevar las huellas de su embarazo, el Mommy Makeover es una tendencia y estamos convencidos de que no hay que sacrificar la figura para ser madres.

El Mommy Makeover es un concepto que incluye variadas prácticas, quirúrgicas y no quirúrgicas, destinadas a recuperar la silueta de las recientes madres. Dentro de las cirugías, las protagonistas son la de aumento o levantamiento de mamas y la plástica de abdomen en sus diferentes planos.

Hoy en día, las mujeres estamos seguras de poder ser buenas madres sin necesidad de lucir el abdomen fláccido y las mamas consumidas que suelen quedar luego del embarazo y lactancia. Toda mujer tiene derecho a verse bien y sin duda puede sentirse atractiva y al mismo tiempo atender de manera impecable a sus hijos. Lejos de ser una frivolidad, el recuperar las formas mejora la manera en que la mujer se ve y esto le permite sentirse mejor consigo misma y es capaz de transmitir esta sensación a su entorno.

Los factores que entran en juego para recuperar la figura tras un parto son diversos, influye mucho la genética, la constitución física, el estado previo al embarazo y el estilo de vida, entre otros.

A continuación, la Dra. López detalla los problemas más comunes del postparto y ofrece una solución para cada uno de ellos:

Mamas:

Problemas: Toda las mamas, sea cual fuere su tamaño y situación originales, pueden presentar estos cambios:

Pérdida de volumen: la mama queda más chica en su totalidad.

Ptosis: la mama se cae, el pezón se encuentra por debajo de su situación habitual.

Pérdida del polo superior: es una de las situaciones más comunes y molestas. La parte superior de la mama queda totalmente plana, esto se debe a la disminución de volumen y a la ptosis.

Soluciones: Para cada caso en particular existe una cirugía que soluciona estas situaciones:

Implantes: La colocación de implantes es el procedimiento que más comúnmente se realiza en las mamas. No sólo en quienes desean aumentar el volumen sino también en aquellos casos de descenso leve de la glándula (ptosis mínima) ya que genera el levantamiento de la misma sin tener que realizar una mastopexia. Más información.

Mastopexia: Se usa para mejorar las mamas caídas. Esta técnica consiste en retirar el exceso de piel y reacomodar la glándula mamaria con puntos profundos armando una especie de corpiño interno. El resultado es una mama más alta y de menor tamaño ya que el tejido existente se compacta en una posición superior. Más información.

Mastopexia con implantes: Debido a que con la técnica de Mastopexia se ve una disminución de volumen, generalmente  se la asocia a la colocación de implantes mamarios para que el resultado final sea una mama más alta pero de igual o mayor volumen que el existente.

Reducción mamaria: En aquellas pacientes que presentaban mastomegalia, además de reposicionar los tejidos, es necesario retirar el exceso de grasa y piel. Es la clásica operación donde se retira también piel y se arma la mama por medio de una cicatriz en T invertida. Gran parte de las estrías se van. Más información.

Abdomen:

Problemas: Dada la distensión abdominal durante la gestación, cada uno de los planos del abdomen se ve afectado.

Piel: hay exceso cutáneo acopañado o no de la aparición de estrías. Puede verse a nivel infraumbilical solamente o también a nivel supraumbilical.

Grasa: hay un exceso de grasa, sobre todo a nivel infraumbilical.

Músculos: a nivel de la línea media, ambos músculos rectos anteriores se separan. Es la llamada “diastasis de rectos”. El grado de separación es muy variable, desde algo mínimo que sólo se percibe ante un esfuerzo (al contraer el abdomen se palpa un espacio entre ambos músculos) hasta grados más severos que hacen que el contenido intraabdominal protruya en la línea media llegando a dar el aspecto de embarazada sin estarlo.

Soluciones:

Abdominoplastia– Dermolipectomía de abdomen

El abdomen prominente afecta no sólo desde el punto de vista estético sino que genera dificultades a la hora de vestirse. Incluso hay pacientes que no ven su pubis y esto les dificulta la higiene diaria.

¿En que consiste la Dermolipectomía Abdominal o Abdominoplastia?

Se realiza una incisión trasversal en la parte baja del abdomen (por encima del pubis) de longitud variable, se la emplaza lo más baja posible para que la paciente pueda usar un traje de baño de dos piezas y la cicatriz quede oculta. En aquellas pacientes que tuvieron a sus hijos por cesárea, se puede aprovechar ese mismo abordaje.  Se separa un colgajo formado por piel y grasa del plano muscular que queda por debajo. Se preserva el ombligo de la paciente ya que se lo recorta y mantiene unido al músculo por medio de su tallo. Se levanta el colgajo dermograso hasta el reborde costal quedando expuestos ambos músculos rectos abdominales en toda su extensión. Se realiza la “plicatura de la línea media”, procedimiento gracias al cual estos músculos quedan unidos entre sí sin ningún espacio intermedio. Se procede a resecar el sobrante de piel y grasa, generalmente se saca todo el tejido que se encuentra por debajo del ombligo. Se tensa el colgajo y se lo lleva hacia el pubis. Se reposiciona el propio ombligo por un nuevo orificio y se suturan las incisiones. Dejamos drenajes para prevenir la acumulación de líquidos inflamatorios y así evitar seromas y hematomas en el postoperatorio. Más información.

Postoperatorio

Luego de la abdominoplastia se dejan  los drenajes por aproximadamente cinco días. Los puntos se retiran a partir del décimo día. Se recomienda el uso de faja por tres semanas. Las actividades se retoman entre 7 y 10 días después de la operación. Suele haber dolor, sobre todo los primeros días, que se maneja con analgésicos.

No se debe levantar a los bebés en el postoperatorio, pero sí se los puede sostener en brazos.

Miniabdominoplastia: Cuando el problema se limita a la región ubicada por debajo del ombligo, se realiza una incisión de menor extensión y se diseca hasta el ombligo sin afectarlo. Se realiza la plicatura de la línea media, uniendo ambos músculos rectos anteriores del abdomen entre sí, se tensa el colgajo y se reseca el excedente de piel y grasa. A veces puede ser necesario colocar drenajes. Se cierra la incisión quedando la cicatriz oculta por la ropa interior. Más información.

Otros problemas:

Lipodistrofia abdominofemoral: Los malos hábitos dietéticos durante la gestación pueden generar aumento de grasa localizado, sobre todo en abdomen, caderas y entrepierna. En el puerperio suele ser difícil encarar un régimen de adelgazamiento y ejercicios, con lo cual esos depósitos grasos no se eliminan. También en las más delgadas y disciplinadas, se observa aumento de tejido adiposo en la zona de los flancos (los llamados “flotadores”) que persiste pese a que la reciente mamá haya vuelto a su peso anterior .

Solución: Los acúmulos de grasa se eliminan mediante la Liposucción, se hace este procedimiento aislado o bien combinado con cualquiera de las otras técnicas.

Liposucción:  En primer lugar se identifican las zonas donde hay exceso de grasa: abdomen, flancos, espalda, caderas, pubis, muslos, espalda, cuello, rodillas, etc. Se realiza la marcación de las áreas a lipoaspirar. Ya en quirófano, con la paciente sedada, se comienza la cirugía. Mediante pequeñas incisiones (3 a 4 milímetros) se infiltra una solución líquida especial que contiene adrenalina para evitar la pérdida de sangre. Luego se colocan las cánulas de liposucción y se comienza la lipoaspiración del exceso de grasa, como existen muchos modelos y tamaños de cánulas tenemos una opción ideal para cada zona y con las más delicadas se realiza el modelado final una vez que se ha logrado el efecto deseado de disminución de volumen de las áreas previamente marcadas. Si es necesario, se rellenan glúteos o pocitos de Celulitis y finalmente se coloca un punto en cada orificio de entrada de las cánulas. Más información.

 ¿Es ambulatoria?
En los casos de liposucción leve y moderada no es necesario quedarse internado por la noche y sí es recomendable en los casos en que se realizó la lipoaspiración de varias zonas corporales o si se combinó con otras técnicas del Mommy Makeover.

 ¿Cómo es el postoperatorio?
Los primeros días luego de la liposucción puede haber leve dolor pero es absolutamente controlable con analgésicos. Es común la presencia de moretones que desaparecen después de unos días, sobre todo en regiones donde la piel es más fina, como ser la entrepierna.

La paciente notará la diferencia desde el primer momento, pero cada día se irá deshinchando y notará que mejora con el pasar de los días. La piel debe adaptarse al nuevo contorno, más delgado, y poco a poco va retrayéndose gracias a su propia elasticidad. Las zonas que han ganado estrías, tienen menor capacidad de retracción.

Es importante el uso de una faja para contener el edema, así como los cuidados sugeridos por la Doctora López en cada control, como ser la realización de drenaje linfático y una dieta adecuada.

Las tareas habituales pueden retomarse a los pocos días ya que esta cirugía tiene una recuperación rápida.

Otros problemas de solución no quirúrgica:

Quienes no encuentran todavía el momento ideal para operarse, pueden comenzar a solucionar las afecciones menores que se tratan en el consultorio:

Tratamiento de la Celulitis

MesoterapiaPuede realizarse siempre y cuando no esté amamantando. Es un tratamiento sumamente efectivo no sólo para celulitis sino también para la flaccidez.

  • Mejora el aspecto de la piel de naranja.
  • Estimula la circulación.
  • Estimula el drenaje linfático.
  • Disminuye el volumen de la región tratada.

Más información acerca de Mesoterapia click aquí

Subcision: La “subcision” se utiliza en casos de piel de naranja avanzada y trabaja puntualmente sobre cada pozo. El método consiste en colocar una aguja especialmente diseñada desde uno de los lados del pozo y desintegrar los tabiques fibrosos que se encuentran en la base de esta depresión ya que son éstos los responsables de que el tejido se encuentre traccionado hacia la profundidad generando el poceado. Una vez liberados los tabiques, se realiza un pequeño vendaje con Micropore alrededor del pozo tratado que se deja 48 horas. En la zona aparece un hematoma que remite en pocos días. No es doloroso ya que se coloca anestesia local para evitar molestias.

Relleno de pozos: Cuando los pozos son más evidente y profundos, la “subcision” sola no suele ser suficiente y es necesario realizar además un relleno de la zona deprimida. El material más comúnmente utilizado para relleno es la propia grasa de la paciente, generalmente tomada del abdomen, aunque puede extraerse de cualquier región. Más información.

También puede utilizarse ácido hialurónico como material de relleno.

Quiero hacerme un Mommy makeover. ¿Qué tengo que hacer?

La Dra. López recomienda el siguiente algoritmo:

1 - Durante los primeros seis meses recomienda encarar un régimen alimentario acorde a las necesidades calóricas de la situación de amamantamiento y practicar ejercicio moderado una vez lo apruebe el obstetra. No aconseja realizar una dieta estricta de adelgazamiento ni esquema de ejercicios rigurosos ya que es partidaria de la lactancia y  estas medidas drásticas podrían comprometer la alimentación del bebé con pecho. Preservar calidad y cantidad de leche materna es una prioridad.

2 - Alcanzar el peso adecuado en relación a su talla.

3 - Establecer cuáles son las cirugías a realizar en la entrevista con la doctora.

4 - Planear el mommy makeover para cuando la paciente pueda tomarse los días necesarios de descanso postoperatorio. Para esto es muy importante contar con comprensión, apoyo y colaboración del entorno.


Contáctenos


Solicite hoy mismo una consulta, llamándo al (011) 4832-0971, o completando el formulario de contacto. Cordialmente, Dra. Marisol López
COMUNICATE CON LA DOCTORAANTES Y DESPUÉS

CONSULTAS

Nombre y apellido:

Email:

Escriba su consulta: