CIRUGÍA RECONSTRUCTIVA

La Cirugía Reconstructiva es el arte de modelar los tejidos vivos. Su dominio requiere no sólo precisión técnica sino también una visión sensible por parte de quien la ejerce.
Cuando alguna estructura anatómica del cuerpo se ve alterada, desde el nacimiento o defectos adquiridos en algún momento de la vida,ya sea por su resección como en el caso de tumores o bien la pérdida de tejidos por un accidente, es el cirujano reconstructivo quien se ocupa de devolver la función y un aspecto estéticamente aceptable. El cirujano plástico reconstructivo tiene el don de curar y reparar.

Hay diversas áreas de trabajo dentro de la Cirugía Reconstructiva:

  • Cirugía Maxilofacial
  • Cirugía del quemado
  • Cirugía de mano
  • Cirugía plástica infantil
  • Cirugía Oncoplástica

Reseña histórica:

Los primeros datos acerca de la cirugía reconstructiva datan del año 3000 al 2500 AC y se encuentran en el papiro de Edwin Smith donde se describen casos de heridas de guerra y los tratamientos realizados. Hacia el año 800 AC, en India, Sushruta llevó a cabo importantes técnicas reconstructivas. Estas técnicas fueron traducidas y llegaron a Europa en manos de la familia Branca con el llamado “método italiano” de reconstrucción nasal y luego desarrolladas por Gaspar Tagliacozzi.

Estatua de Sushrut, el padre de la Cirugía Plástica, en Haridwar

Estatua de Sushrut, el padre de la Cirugía Plástica, en Haridwar

Placas VI y VII del Papiro de Edwin Smith en el "Rare Book Room", New York Academy of Medicine

Placas VI y VII del Papiro de Edwin Smith en el "Rare Book Room", New York Academy of Medicine

Conceptos básicos:

El conocimiento de la anatomía es un pilar fundamental para lograr precisión técnica y optimizar los resultados.

Emplazamiento de las incisiones en los surcos naturales de la piel, así las cicatrices quedan en el límite entre las diferentes regiones anatómicas resultando menos perceptibles.

Injertos y colgajos son las técnicas básicas de la cirugía reconstructiva. La elección de uno u otro depende de diversas condiciones, el cirujano presentará al paciente la más adecuada a su caso.

Injerto: es un fragmento de tejido privado de su aporte vascular que se traslada de una zona a otra. Ese tejido se nutre (toma oxígeno) gracias a la circulación del lecho donde se coloca, se dice que el injerto “prende” cuando esto sucede con éxito. Es la técnica más básica y de amplio uso, muy común en cirugía de quemados.

Colgajo pediculado: es un fragmento de tejido que mantiene su aporte vascular y se traslada de una zona a otra zona vecina. Hay una amplia variedad de colgajos y su diseño se hace minuciosamente teniendo en cuenta diversos parámetros, principalmente la ubicación de las arterias y venas.

Colgajo libre: es un fragmento de tejido que se secciona por completo (como el injerto) pero donde se identifica (con la ayuda de microscopio) arterias para luego unirla a una arteria del sitio receptor que lleva irrigación directamente al colgajo realizado.


Contáctenos


Solicite hoy mismo una consulta, llamándo al (011) 4832-0971, o completando el formulario de contacto. Cordialmente, Dra. Marisol López
COMUNICATE CON LA DOCTORAANTES Y DESPUÉS

CONSULTAS

Nombre y apellido:

Email:

Escriba su consulta: