08.212015
1

Rinoplastia, práctica para recuperar la armonía facial.

La Dra. Marisol López, formada en la especialidad de cirugía plástica y reconstructiva ofrece una serie de consejos para quienes desean realizarse este procedimiento.

Si bien es muy común citarla como rasgo de personalidad, una nariz llamativamente grande puede generar importantes trastornos de autoestima. Aunque la cirugía plástica no soluciona conflictos psicológicos, es innegable que el gustarse al mirarse al espejo puede mejorar la confianza en uno mismo.

A la hora de saber porque realizarse una Rinoplastia, es importante tener en cuenta que la nariz se ubica en el centro de la cara y por lo tanto es lo que primeramente capta la mirada. Esto se ve exacerbado para aquellas narices desproporcionadamente grandes en desarmonía con el resto del rostro.

Si el paciente refiere disconformidad con el aspecto de su nariz, debe concretarse una entrevista a fines de detallar cuáles son sus deseos y expectativas. Una vez aclarado este punto se planea la estrategia quirúrgica. La técnica a aplicar debe ser personalizada, especial para cada caso para lograr un resultado armonioso dentro del marco facial.

En los casos más leves pueden ser suficientes pequeñas intervenciones sin cirugía y en otras es necesario operar para lograr un mejor efecto. Por ello, es imprescindible contactarse con un profesional especialista en Cirugía Plástica ya que dominan desde las técnicas más simples hasta las más complejas. Actualmente, la rama de la Estética se ha popularizado en manos de operadores que no tienen ninguna relación con la Cirugía Plástica y por lo tanto se limitan a sugerir simples y mágicas propuestas llevando a deformidades irreversibles.

Cuando existe un problema respiratorio se puede realizar la Septumplastia para solucionarlo, éste procedimiento apunta a mejorar la función nasal y puede combinarse perfectamente con la corrección estética.

Muchos pacientes se benefician con la operación de nariz. Es muy frecuente realizarla a partir de los 16-18 años, cuando ha culminado el desarrollo. Es también muy útil antes de los 30 años. A esta edad aporta un efecto de rejuvenecimiento al levantar un poco la punta y angostar la base nasal.

Finalmente, hombres y mujeres de alrededor de 50 años consultan refiriendo que su nariz luce más grande y que la punta caído. Esta situación se revierte con la cirugía de Rejuvenecimiento Nasal y es ideal para quitarse unos años sin necesidad de recurrir al Lifting.

Como conclusión, la Rinoplastia o cirugía de nariz es un método ideal para recuperar la armonía facial dándole un aspecto más juvenil y natural.

Contáctenos

Solicite hoy mismo una consulta, llamándo al (011) 4832-0971, o completando el formulario de contacto. Cordialmente, Dra. Marisol López

COMUNICATE CON LA DOCTORAANTES Y DESPUÉS